Has decidido que vas a ir de viaje a Japón. Y entonces comienzas a plantearte qué ver y hacer en Japón.
Y esa cuestión, que podría ser relativamente sencilla, se convierte en una odisea porque… ¡hay tanto que ver! Japón es un país de contrastes, muy variado y con mil cosas que ver y hacer, mil rincones que se convierten en lugares imprescindibles
Por ello, ya te avisamos, siempre se nos van a quedar cosas en el tintero, siempre nos van a faltar días. Siempre vamos a querer volver

El santuario Fushimi Inari en Kioto
Con sus miles de torii rojos, el santuario Fushimi Inari nos sigue enamorando una y otra vez. ¿Nuestra recomendación? Intentar ir a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde, especialmente en los meses de más afluencia de turistas. Así conseguiremos algo de soledad y disfrutar del santuario como se merece. En silencio.
También os recomendamos intentar llegar hasta el final, porque hablamos de unos 4 kilómetros de caminos cubiertos de toriis y, como es de esperar, a medida que vamos caminando y subiendo por la colina, va habiendo menos gente. Si nos quedamos al principio tendremos que compartir la visita con muchos otros turistas.

Los miradores de Tokio

Tokio es una ciudad inmensa que se disfruta tanto a pie de calle, con sus neones y bares e izakaya, como a vista de pájaro. Por suerte, disponemos de varios observatorios o miradores desde donde alucinar con las vistas, porque Tokio, desde arriba, parece que no se acaba nunca.

Hay muchos miradores en Tokio, como el del Gobierno Metropolitano que es totalmente gratuito, el de la Torre Mori, que aunque de pago, ofrece preciosas y cercanas vistas de la Torre de Tokio o el de la impresionante torre SkyTree, el mirador más alto de todo Japón, entre otros.

El templo Kinkakuji de Kioto

El templo Kinkakuji, muchas veces llamado ‘pabellón de oro’, es otro de los símbolos de la ciudad de Kioto. Con su apariencia majestuosa, sus paredes de láminas de oro y unos jardines preciosos, este templo no deja de sorprenderte y enamorarte, da igual las veces que lo hayas visto

El templo Todaiji en Nara

Es inevitable quedarse boquiabierto ante la magnitud del templo Todaiji de Nara que cobija la mayor estatua de Buda cubierta de todo Japón.

De camino al templo, además, podemos disfrutar con otra experiencia muy recomendable de nuestra visita a Nara: dar de comer a los ciervos del parque de Nara que nos perseguirán

Y algunas experiencias más…

Porque no todo son lugares concretos, también te recomendamos que eches un ojo a estas otras recomendaciones:

  • Piérdete por Tokio y disfruta de su gente y su caos organizado (como en el famoso cruce de Shibuya), de sus neones (en Shinjuku, por ejemplo), de sus mil tiendas y bares izakaya, de su famosa y sorprendente arquitectura (en Ginza o en Omotesando/Aoyama) y de todos sus rincones. Tokio es una ciudad con ritmo propio y hay que saborearla al máximo.
  • Come, come y come. Sushi en Tsukiji, curry en Coco Ichiban-ya, ramen en Ichiran Ramen, gyoza en Gyoza Lou en Harajuku o en Utsunomiya , dulces de té verde en Kioto o Uji, takoyaki en Osaka, okonomiyaki en Okonomimura(Hiroshima), chanpon en Nagasaki, gyudon en Yoshinoya… Hay mil sitios y mil especialidades.
  • Haz alguno paseo o rutas a pie por los distintos barrios de geishas de Kioto, como por ejemplo el paseo a pie por Gion, el paseo a pie por Pontocho o el paseo a pie por Miyagawacho y disfruta de la cultura de maikos y geishas en directo.
  • Disfrázate de maiko y hazte una sesión de fotos en el barrio de Higashiyama o Gion.
  • Ve a ver un combate o entrenamiento de sumo para disfrutar en directo de este potente y antiguo deporte japonés
  • Cómprate Kit-Kat de mil sabores para autorregalarte o regalar como souvenirs de vuelta a la realidad.
  • Si llueve, cómprate un paraguas transparente. Los venden en cualquier konbini o tienda abierta 24 horas y luego te encantará llevarlos de vuelta a casa, ¡es el recuerdo perfecto!
  • Entra en algún Taito Game Station o salón de máquinas recreativas y videojuegos y prueba a bailar en el Dance Dance Revolution, a tocar el tambor taiko en el Taiko Tatsujin o a hacerte un purikura (una especie de fotomatón con mucho retoque, fondos imposibles y más).
  • Entra en algún Mandarake (por ejemplo el de Shibuya) y echa un vistazo a los mangas, doujinshi, figuras y artículos de cosplay que hay… ¡es todo un mundo!
  • Disfruta de una ceremonia del té en la escuela Urasenke de Kioto o de manera más informal en Uji, una de las cunas del té verde japonés.

Ya estas listo para viajar , solo falta que consultes a nuestros expertos y coordines tu fecha de viaje .

 

 

¡Compartí esta nota con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest