Analizamos los pros y contras de cada modelo, antes de comprar una maleta que se ajuste a nuestras necesidades.

Se aproxima la fecha del viaje, necesitamos salir a comprar una valija nueva y, cuando justo logramos decidir el tamaño que más se amolda a nuestras necesidades (¿chica o mediana? ¿mediana o grande?), la pregunta del vendedor nos obliga a dudar: “¿Rígida o flexible?”.

Repasamos con la vista todos los modelos de cada marca y la indecisión crece aún más. Las blandas tienen bolsillos externos y pareciera que las podemos llenar con más cosas. En cambio, las duras soportan mejor los golpes que reciben en los aeropuertos, pero deben quedar enseguida marcadas y con rayones… ¿Cuál nos convendrá llevar?

Valijas rígidas.

Valijas rígidas.

Estamos hablando de pasajeros más o menos frecuentes, fans de todo equipaje que ruede, a quienes jamás se les ocurriría llevar un bolso al hombro o lucir como un mochilero.

Sobre ruedas

No mucho tiempo atrás, las valijas con dos rueditas representaban la mejor opción de equipaje porque uno evitaba cargar peso (especialmente, en los viajes en avión, bus o tren, que siempre demandan largas distancias a pie en aeropuertos y terminales). Por estos días, para los tamaños mediano y grande son casi irreemplazables los modelos de cuatro ruedas, porque así logramos que la valija vaya avanzando paralelamente a las piernas, como si nos acompañara. Eso sí, es fundamental comprar valijas con ruedas de buena calidad porque en las superficies irregulares sufren un gran desgaste. Además, en esos tramos, las dos ruedas traseras suelen soportar todo el peso y se deterioran más rápido que las delanteras.

“¿Rígida o flexible?”, insiste el vendedor y le pedimos unos minutos para pensar. Repasemos entonces los pros y contras de ambos tipos y veremos si nos ubicamos en el grupo de los que siempre llevan rígidas o los que alternan las preferencias según la ocasión.

Ventajas de las valijas rígidas o duras:

– Suelen ser más resistentes al agua. Si bien algunos modelos flexibles están confeccionados con materiales impermeables, las valijas rígidas son más seguras en este aspecto y jamás se mojará la ropa en su interior.

Valijas rígidas.

Valijas rígidas.

– Los objetos frágiles quedan más protegidos.

– Son más resistentes a las roturas y cortes.

– Duran más tiempo, sobre todo, si viajamos seguido en avión.

– Suelen contar con mejores cierres y sistemas de seguridad que las valijas blandas. Son más recomendables para viajar en avión.

– Se ven más elegantes.

Desventajas de las valijas rígidas:

– Todo su brillo exterior puede durar un solo vuelo porque estas valijas suelen ser más propensas a las abolladuras y rayas.

Valijas rígidas.

Valijas rígidas.

– Sus tapas duras no se adaptan al contenido. Lo máximo que lograremos expandirlas es la medida que tenga su fuelle (conviene comprar siempre valijas con fuelle, un cierre extra que regala unos diez o quince centímetros en momentos clave).

– Son algo más pesadas que las blandas,y en los vuelos el peso está limitado.

Ventajas de las valijas flexibles o blandas:

– Tienen mayor capacidad. Por su flexibilidad, la tela se amolda al contenido de las valijas y toma su forma. Cada vez hay más modelos semirrígidos, que llevan materiales duros en las zonas de las valijas donde más golpes reciben.

Valijas flexibles.

Valijas flexibles.

– Por lo general, hay más variedad de tamaños y colores de valijas flexibles.

– Ante maletas similares en tamaño y calidad, es probable que las blandas sean más baratas que las rígidas.

– Suelen ser más livianas que las rígidas. Este punto es importante para los momentos del viaje en los que tenemos que subir escalones y cordones de veredas. O también, si hay que levantar las valijas para meterlas en el baúl de un vehículo.

– Tienen bolsillos externos, pero no es conveniente guardar allí nada de valor.

– Por tener más capacidad y ser más livianas son mejores para viajes en auto, bus o tren. En cuanto al avión, pueden resultar más cómodas en su versión chica, como equipaje de mano. De todas formas, las marcas reconocidas de valijas están fabricando modelos rígidos con materiales innovadores, resultando cada vez más ligeras.

Desventajas de las maletas flexibles:

– Son más propensas a ser aplastadas y sus artículos quedan más expuestos. Si transportamos objetos frágiles, hay que envolverlos con mucho cuidado y guardarlos entre la ropa porque el contenido de estas valijas absorbe más los golpes.

Valijas flexibles.

Valijas flexibles.

– Ante una lluvia intensa, el contenido de estas maletas puede quedar húmedo.

– No se limpian tan fácilmente como las rígidas.

 

¡Compartí esta nota con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest